¿Sabías que el año 2015 no termina el 31 de diciembre?

 

 

Si estás en el camino del despertar, familiarizándote con entender el cielo; la energía sutil; el poder de la mente, en fin… seguramente ya sabes que el calendario gregoriano es una medida artificial y que no necesariamente sirve para sintonizar con la naturaleza.

 

¿Por qué queremos entrar en la misma frecuencia que la Tierra?

 

Pues porque somos Ella, porque nuestros huesos son sus minerales, nuestros músculos, los alimentos que de ella hemos tomado y nuestra sangre, sus aguas transportando nutrientes metabolizados por el universo que somos cada cuerpo.

 

 

Resonancia Shumann

 

Simplemente porque vivir en armonía con Ella significa salud y expande nuestra conciencia en relación a la interdependencia así como la percepción sutil que esto implica.

 

Hay tanto que decir al respecto, cuando el modelo de producción y de consumo, depreda a una velocidad mayor que lo que se conoce como la capacidad de carga de la Tierra, precisamente ahora que recién concluye  COP 21 con un supuesto acuerdo global, que buscaría que el sistema económico actual empezar a usar fuentes de energía renovables, para dejar de extraer de las entrañas de la Tierra, los bosques milenarios, convertidos en combustible que se quema, a mayor velocidad de lo que lo que se reforesta.

 

Captura de pantalla 2015-12-15 a la(s) 23.25.52 

 

Regresando pues a comentar esto de cuándo termina el 2015 y cuándo inicia el 2016 y por qué nos debe de importar, dado que el sistema nos ha entrenado a cerrar el año el 31.

 

El final energético del año, ocurre necesariamente durante la noche mas larga del mismo.  El ciclo que llamamos año toma 365 días y parte del momento de mayor oscuridad, es decir del solsticio de Invierno, que en el hemisferio norte ocurre el 21 de diciembre.

 Rotación y traslación de la Tierra

 

 

Los 4 momentos cardinales que vivimos en el año: dos solsticios y dos equinoccios, nos llevan a experimentar, polaridad los primeros y los segundos, equilibrio.

 

El milagro de la gestación de la nueva vida en la Tierra, en la Mar, en nuestros úteros, requiere de la polaridad de la oscuridad y la quietud.

 

El lunes 21 de diciembre de 2015 tendremos la noche mas oscura del año y la oportunidad de concebir lo que quiere nacer en nosotras a lo largo del 2016.

 

Mujer gozando preñez

 

Para concebir propósitos claros, lo primero es hacer un alto para escuchar la voz interior, lo que se logra meditando, activando la parte de nosotras que llamamos la “observadora” y que sabe distinguir entre la voz del ego y la voz de la sabia, entre la lista de pendientes y los anhelos del alma.

 chi2-300x153

Este 21 nos encontraremos en círculo para hacer esto en grupo, potenciando la sintonía y celebrando tanto los frutos cosechados, como las semillas por sembrar.

 

Te ofrezco dos hermosas opciones para cerrar el año energético y sembrar los propósitos para el 2016:

a) presencial 21 de diciembre 10 a 5 pm.

b) a distancia 20 de diciembre 8 pm.

 

En ambas opciones revisaremos a vuelo de pájaro los retos y las oportunidades que nos presentan los tránsitos astrológicos del ciclo que inicia. Es un privilegio poder sumar contigo en este tiempo inciático para la humanidad. 

tormentassolaresimagen

 

Encarnamos en este momento para descubrir y expresar plenamente nuestro potencial, para crecer infinitamente más de lo que imaginamos posible. Estamos aquí para en sintonía, lograr que nuestra luz brille en los lugares mas oscuros. Así que ven, vamos a escucharnos con atención, para avanzar en complicidad, desde la conciencia de unidad.

 

 

Hoy y siempre, somosuna,

Virginia Sánchez Navarro

 

 

  • Claudia Milena Bach Flower Pra

    Buenas tardes, quisiera participar a distancia..como sería? Abrazos